Finaliza con éxito la misión Wave Glider en el marco del proyecto iFADO tras dos meses de operación en aguas de la Macaronesia

El vehículo autónomo de superficie, modelo Wave Glider, puesto en operación el pasado mes de noviembre en la isla de Faial (Azores, Portugal) en el marco del proyecto europeo “Innovación en el Marco del Océano Atlántico Profundo (iFADO)”, ha sido recogido  en aguas cercanas al puerto de Taliarte (Gran Canaria), finalizando con éxito su misión cooperativa y transnacional.

El vehículo autónomo Wave Glider ha estado en operación un total de 57 días, recorriendo cerca de 2.000 km en una travesía que se inició en el archipiélago de Azores, continuó cerca del archipiélago de Madeira, para seguir hasta la Estación Europea de Series Oceánicas de Canarias (ESTOC) y acabar en Gran Canaria, iniciándose ahora un proceso de postprocesado de los datos obtenidos por los sensores instalados en el vehículo durante esta misión.

Además de sensórica meteorológica y oceanográfica dedicada, destinada a la toma de datos al objeto de caracterizar mejor el área de estudio, el Wave Glider ha sido equipado con un hidrófono pasivo que permite escuchar trazas acústicas submarinas de interés, y en especial las referentes a cetáceos.  La incorporación del hidrófono pasivo se ha llevado a cabo en cooperación con la Universidad del Algarve (Portugal), en el marco de la cooperación entre iFADO y el proyecto europeo “Joint Framework for Ocean Noise in the Atlantic Seas (JONAS)” que aborda las amenazas a la biodiversidad ocasionadas por la contaminación acústica subacuática en especies sensibles en el noreste del Atlántico al agilizar el monitoreo del ruido oceánico y la gestión de riesgos a nivel transnacional.

iFADO es un proyecto de cuatro años de duración, financiado por el programa europeo Interreg Atlantic Area en su convocatoria 2016. Está coordinado por el Instituto Superior Técnico (IST) de Portugal, y cuenta con la participación de veinte socios de naturaleza tanto pública como privada en representación de Portugal, Irlanda, Reino Unido, España y Francia.  Para su ejecución, iFADO combina la monitorización oceánica tanto directa como remota mediante sistemas y metodologías convencionales con tecnologías de vanguardia como son las plataformas autónomas entre las que destacan los planeadores submarinos (gliders). PLOCAN es responsable del paquete de trabajo cinco, dedicado a las tecnologías emergentes para monitorización oceánica in-situ, tarea en la que tiene lugar la misión glider iniciada.